No te apagues, evoluciona

Cambia de luz, respira.
Cambia de luz, respira.
Si lo observas bien no puedes verlo, eres incapaz.
No hay nada. Míralo.
No hay nada. Hay dos.

Donde antes veías uno, ahora hay dos; dos que se miran, que se juntan, que se tocan, que se unen, que la luz crece, las formas cambian. Respira.

Vuelven a separarse uno del otro, no se tocan, no se miran y permanecen estáticos.
Quieres despertar y para entonces no hay dos, solo hay uno. Respira.

Siempre hubo uno con la luz y el aliento de dos y solo cuando es capaz de crear su otro, cuando es capaz de rozarlo, de tocarlo… La luz cambia, las formas cambian. Respira.

Solo hay luz…

La historia de cada ser humano es su carácter.

 

Sonnen Licht

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.