¡Oh Cuba!

Recuerdo perfectamente como, en una comida familiar, mi abuela paterna se aventuró a decir que el mayor crimen de la Guerra Civil española había sido el asesinato de Federico García Lorca. En aquel momento poco sabía yo de uno de los máximos estandartes de la generación del 27; lo que si sabía es que mi abuela, lectora empedernida y procedente de la Argentina –tierra que vio nacer a gigantes como Borges o Cortázar– tenía mucha razón en sus palabras: quise intuirlo, quise mirarle a los ojos y entender esa pasión latente por uno de los grandes genios del siglo XX. Lorca fue un coloso, un poeta que tristemente nos robaron y que siempre permanecerá en la retina de los que amamos la poesía y profundizamos en los sentimientos humanos. En esa necesidad mundana que nos permite soñar y luchar por lo que creemos, anhelamos o deseamos con ahínco.

Foto: cvc.cervantes.es

 

El 4 de marzo de 1930, Lorca hacia las maletas rumbo a Cuba. Dejaba atrás Nueva York, ciudad ferviente que le sirvió de inspiración para volcar sus impresiones en su genial obra, Poeta en Nueva York. Al llegar a la Habana, D. Federico pudo disfrutar de los placeres que el país caribeño ofrecía, empaparse de la cultura popular y disfrutar de la época dorada de la música cubana. En su corto periplo –apenas 3 meses- tuvo tiempo de albergar nuevos proyectos como El Público y Así que pasen cinco años, de fraguar relaciones interpersonales y dar rienda suelta al amor, ese amor prohibido en aquellos tiempos.

Sirviéndose de la inspiración de aquel viaje, el dramaturgo y director teatral Francisco Ortuño ha creado una obra lorquiana, flamenca y cubana, que reúne textos inéditos que el poeta dejó en la isla, así como poemas de sus amigos Nicolás Guillen, Alejo Carpentier y testimonios de quienes supieron compartir las vivencias del genio granaíno.

Foto: www.teatrofernangomez.es

 

Titulada ¡Oh Cuba! y con una puesta en escena que reúne a 21 artistas, encabezados por Loles León (intérprete), Antonio Carmona, Diego Franco (composición musical), Adrián Galia (coreografía), y la colaboración especial de la soprano cubana Alina Sánchez, el espectador podrá disfrutar hasta el próximo 1 de abril, en el Teatro Fernán Gomez de Madrid, de una de las propuestas más excitantes de la temporada. Pasión gitana, sangre española y son cubano, en una aventura que nos llevará a conocer a uno de nuestros literatos más queridos y que, como les venía diciendo, nos robaron sin saber (todavía) si tenía techo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.