Descomponiendo Mayhem

Welcome to Mayhem. The radio of my mind and life. An episode of my existence in a concept album. A tale of truth. A tale of life. Pure life.

Jacob Mayhem

 

Siéntese, abra una cerveza. Si fuma tenga sus cigarros cerca. Y lo más importante, abstráigase de todo. Solo así podrá entender este cúmulo de sensaciones que aparecen de manera honesta, escritas desde las entrañas de Jacob Mayhem y que suponen su debut en solitario.

Un disco complicado, una obra que ha de escucharse de principio a fin para lograr estremecerse. Así es como yo lo he hecho y, al terminar, he sentido la necesidad de transmitirles mi experiencia.

Denle al play y envuélvanse en este llanto poético. Jacob canta porque lo ha sentido, lo ha vivido y por eso tiene todo el derecho a decirlo. Creo que entonces podrán entender -como ha hecho un servidor- que estas canciones te aplastan y retuercen hasta dejarte sin lágrimas.

 

Lo primero que escuchas en Mayhem es la lluvia representada en “Genesis”, primer libro de la Torá, que representa el nacimiento. Intuyo que quieres transmitir esa sensación gris y oscura del invierno alemán, para acto siguiente presentarnos una voz femenina en francés y después a tu padre, ¿estamos ante un cruce de caminos? ¿una búsqueda de identidad? Entre dos aguas tocaba D.Paco de Lucía.

El primer tema, “When it Rains”, me lleva a Pink Floyd hasta que aparece tu voz; una voz de crooner que canta al sufrimiento, ¿a qué se debe la tristeza, la añoranza, el desaliento? Mención especial al saxo, ¿quién está detrás? Y ese grito que nos despide acompañado de un piano preciosista.

Nuevamente, tras el viaje, volvemos a los recuerdos. Palabras que brotan como polaroids y que transmiten una gran fuerza, luminosidad y síndrome de esperanza. Así suena “Bliss”, con ese aire tan cinematográfico y colorido como las películas de Wes Anderson, ¿qué implica esta memoria? ¿Qué esconde este destello?

Y volvemos a ahogarnos con un beat que late como el corazón del que está perdido, de aquel viajero que no encuentra el rumbo y deambula en el sinsentido. Así nace “Gone”, creo que todos nos hemos sentido así y creo que es bueno preguntarnos sobre la soledad. Me gusta el contraste de la canción: una letra que busca encontrar una salida y un ritmo vibrante que va enseñando el camino hasta un final explosivo con ese punzante violín. Ciclo de vida, todos morimos, aunque no haya que verlo con miedo, ¿qué querías representar?

Hasta que todo encaje -cantaba Quique González– y volvemos a patinar en el desatino con una explosión impredecible, que chirría y refleja la desolación… Parece que buscas una solución aparentemente imposible. Resulta fundamental este reflejo ya que no solo da nombre al disco,“Mayhem”, sino que su traducción literal es caos. Todo se acaba… y tú te sientes endeble.

Y llega “Death”, un tema que empieza con un coro angelical y que suena como un viaje a los cielos… un viaje a otra parte. Me largo y me voy, ¿qué buscabas con esta composición? Me parece la más positiva y a la vez la más folk y triste, ¿por qué siento siempre esa dualidad, ese contraste?

“How did we get here”, último relato/conversación del disco, vuelve a despertar esa furiosa nostalgia que me lleva a los mejores Sigur Ros y a los paisajes de su querida Islandia, para llegar al colofón que supone “All Our Hallelujahs” que quiero intuir que homenajea a Cohen o Buckley -músicos supremos de esta noble profesión que tanto amo y respeto-. Este último aliento, un medio tiempo que sirve de reflexión y que pone punto final a una historia, invoca esa máxima de que todo cambio es a mejor. De esta forma, terminas con reminiscencias flamencas de tu tierra -esas palmas son inconfundibles- pero mezcladas con un canto tribal en búsqueda de un nuevo mundo.

En definitiva, estamos ante un disco que aúna multitud de géneros y que debe entenderse como autobiográfico. Una búsqueda de identidad y un sentimiento de pérdida que, sin rencor, busca mirar al frente y servir de peregrinaje para aventuras futuras. Quizás Jacob deba centrarse en encontrar un estilo propio o tal vez es en esa fusión donde quiera residir. El tiempo dirá y solo entonces podremos valorar con mayor amplitud esta retrospectiva.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s