Tiempos con Versos: Los muertos de Sanaa

Tiempo: Magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro

 Verso: Enunciado o conjunto de palabras que forma una unidad en un poema, sujeto a ritmo y a medida determinados.

Tiempos con Versos es una nueva sección en la que tres jóvenes nos traspasarán con sus composiciones. Decía Lorca que “la poesía no quiere adeptos, quiere amantes” y bajo esta premisa, cada lunes, seremos partícipes de esta iniciativa que busca la emoción a través de palabras; que crea poesía humana sin entender de fronteras…

Bienvenidos al viaje.

LOS MUERTOS DE SANAA

Yemen vive actualmente un crudo conflicto bélico y una crisis humanitaria sin precedentes, desde que una coalición militar financiada y liderada por Arabia Saudí sembrara el caos en el país. El objetivo de los agresores es controlar el petróleo de la región, como consecuencia la destrucción ha asolado Yemen en apenas diez meses, del mismo modo que lo ha hecho en Siria durante cinco años. Sin embargo, y por desgracia, es un conflicto invisible, pues los periodistas no pueden actuar sobre el terreno y la mayor parte del mundo desconoce la situación.

strFoto: www.dailymail.co.uk

 

Al balcón de los ojos de un niño
Llega la polvorienta caricia de la muerte.
Al parecer, la noche de ayer también llovieron lágrimas de fuego,
También sangraron las madres los hijos muertos,
También quedó iluminada la bóveda del cielo
Por el grácil aleteo de las balas, hambrientas de carne,
Por el tibio delirio de las bombas, sedientas de suelo,
Por el plomo, por la metralla incrustada en un vientre,
Por los ojos descarnados y los cuerpos desnudos.
Por el horror de un cadáver de palmera, junto al cadáver de un muro,
Sobre el cadáver de un niño dormido, se desveló la noche.
Al parecer, la noche de ayer también fue trágica,
Como todas las noches en Sanaa.
Ayer, también rasgaron las cortinas del sueño,
También sembraron silencio entre sábanas marchitas,
También rezaron por petróleo los justos creyentes,
Que no creen en Dios, sino en el odio,
Que no predican amor, sino barbarie.
Ayer, como todos los días en Yemen, desde hace meses,
El Sol se despertó avergonzado frente al balcón
De los ojos de un niño.
El Sol, pálido y descompuesto,
Descubrió con sus dedos de oro
El errático esqueleto de lo que fue
Una ciudad inmemorial,
Un majestuoso tesoro.
Descubrió con su cálido tacto
El inerme silencio de las bocas cerradas,
La sal petrificada del llanto,
La sangre de amapola en las aceras.

El Sol, desconsolado y aterido,
Se asomó al balcón de los ojos de un niño.
Al suelo le florecían entrañas.
Las vísceras y los huesos impregnaban el aire.
Las últimas paredes estaban salpicadas
Por el furor de los misiles.
Sólo quedó un triste reguero de amapolas,
Un arroyo finísimo de venas entreabiertas,
Un último alarido a las puertas de un niño.
Se asomó el Sol al balcón de los ojos de un niño.
El niño, náufrago entre cristales rotos,
Buscaba con sus ojitos de niño
El sendero de arcos y jazmines que le regresara a casa.
Buscaba con frenética angustia
Una ciudad hermosa que no reconocía
Entre los escombros.
Buscaba las olas del cabello materno,
Buscaba, incapaz de buscar,
Un rescoldo de vida entre lo inmóvil.
El Sol, que se asomó al balcón
De los ojos del niño,
Murió de pena. Y atacó la noche.

Porque ayer, la noche también fue trágica,
Como todas las noches, desde que empezó la guerra.
Porque ayer, los diarios del mundo, los noticiaros,
Los periodistas y los dirigentes no escucharon el gorgoteo de la sangre
Reventar contra el silencio de la muerte.
Porque siempre es ayer, y siempre es de noche en Yemen.
Porque Sanaa jamás volverá a ser hermosa.
Porque entre las ruinas, ya solo florecen niños muertos.
Porque arrecia un conflicto invisible, en un país invisible,
A los ojos del mundo.

Al parecer, la noche de ayer también fue trágica,
También amaneció un niño muerto.

 

Saúl Flores Martínez

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Opiniones y Sandeces. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s