10+1 mejores discos de 2015

En este año que hoy llega a su fin y siendo fieles a la tradición, hemos elaborado una lista (hagan caso omiso al orden) de los que han sido, para nosotros, los mejores discos de este curso. Para esta ocasión, nos regocijamos en la variedad: solo así podemos seguir siendo imprevisibles y satisfacer paladares de todos los gustos.

La música es nuestra pasión y a expensas de lo que nos deparará el 2016, aquí va una degustación personalísima de artistas que han conseguido trasmitirnos su magia, llegarnos con sus notas hasta el fondo, sacarnos las entrañas que diría algún poeta romántico…

Feliz año a todos Kulturetas.

 1) Jamie XX, In Colour

jamie

Foto: amazon.co.uk

 

A pesar de contar con colaboraciones de sus inseparables miembros en The XX, el debut de Jamie es una bomba de relojería perfectamente engrasada. Un álbum que combina numerosos géneros de electrónica para enseñarnos quién es, sin lugar a dudas, uno de los mayores gurús rompepistas. Este ha sido el comienzo del británico. Se espera una carrera generosa en cuanto a éxitos.

 

2) Danny & The Champions of the World, What kind of Love?

dan

Foto: www.dirtyrock.info

 

Tras alcanzar el Olimpo musical con su maravilloso “Stay true” (el disco que Springsteen lleva queriendo hacer sin éxito los últimos 20 años), las expectativas puestas en esta banda de country-rock eran altísimas. Y como bagaje musical les sobra, los Champs nos han regalado este 2015 un sensacional disco de “blue eyed soul” al más puro estilo Van Morrison mezclado con lo mejor del “Street Legal” dylaniano e inconfundible regusto Stax. Diez temas dónde la cálida voz de Danny empasta perfectamente con unas líneas de viento acertadísimas y los maravillosos coros femeninos a cargo de The Magic Numbers. Pura emoción, pura sensibilidad soul pero sin renunciar a calzarnos los zapatos de bailar, puras canciones. Un disco que perdurará en la discoteca de aquellos que tenemos la fortuna de seguir a la banda más alucinante, talentosa y en forma del panorama musical.

 

3) Father John Misty, I Love you Honeybear

fat

Foto: en.wikipedia.org

 

Father John Misty regresó en este 2015 con la maleta repleta de canciones. Su lírica permanecía intacta: esa sensibilidad esplendorosa para hacerte daño, desquebrajarte y dejarte con el corazón roto. Pero, no solo de melancolía muere el pez, en esta ocasión el cantautor norteamericano nos eclipsa con sonidos más rockeros y destellos de esperanza a base de instrumentos de cuerda y pianos estimulantes. Un álbum redondo para una tarde de chimenea, copita de vino y… lo que venga.

 

4) Salto, Salto

sal

Foto: www.micanciondehoy.com

 

El impresionante debut del guitarrista madrileño Germán Salto ha sido la mejor noticia que ha dado la música hecha aquí a lo largo de este año. Luminoso pop de guitarras en la mejor onda Big Star, armonías vocales que mezclan Jayhawks con bellos coros femeninos, hitazos surf que harían sentirse orgulloso a Brian Wilson y hasta reminiscencias glam de la factoría Bolan/T-Rex. Todo ello aderezado con un profundo amor a las melodías imperecederas, unas cuidadísimas letras, un artwork bonito como pocos y el punto justo de introspección, que dan coherencia y enjundia a un disco imbatible. Talento, sensibilidad y canciones en el mejor disco nacional cantado en inglés que yo haya escuchado jamás.

 

5) Sufjan Stevens, Carrie & Lowell

Sufjan_Stevens_-_Carrie_&_Lowell

Foto:  en.wikipedia.org

 

Dolor y aflicción, así suena cada nota del que probablemente para muchos sea “el disco del año”. Sufjan, con una poesía intimísima, nos encierra en una habitación cargada de reminiscencias a Simon & Garfunkel para poder respirar atmósferas folk. Estamos ante un disco en el que el abatimiento, la soledad y la penumbra trascienden con delicadeza. Resulta imposible no sucumbir a su encanto, un encanto con el que homenajea a su madre recientemente fallecida. Sufjan no miente y ante los traumas todos somos endebles.

6) Dave Rawlings Machine, Nashville Obsolete

ex

Foto: exclaim.ca

 

El matrimonio formado por Dave Rawlings y Gillian Welch firman un trabajo que, pese a incluir sólo siete canciones, transita todos los caminos de la mejor tradición musical norteamericana. Parajes polvorientos y botas gastadas, interminables carreteras, la dulce intensidad de las cosas pequeñas e ironía, mucha ironía. Todo eso encierran las letras de este cancionero que debería ser una Biblia para todos aquellos que aman la Americana. Belleza en estado puro.

 7) Courtney Barnett, Sometimes I Sit and Think, and Sometimes I just Sit

cou

Foto: www.rollingstone.com

 

Con un título inmejorable, llegaba la australiana Courtney Barnett a nuestras casas y, como si de un terremoto se tratase, lograba llenarnos de éxtasis. Sí, Courtney sabe muy bien a lo que juega, se ha escuchado al dedillo a P.J. Harvey y a los Sonic Youth para entregarnos una obra frenética que te hace enloquecer con cada riff. En un mundo repleto de destrucción, el frenesí de Courtney suena terrible.

 

8) The Sonics, This is The Sonics

son

Foto: http://www.amazon.es

 

Han pasado 50 años desde su debut, 35 desde su última referencia discográfica y todos sus miembros superan los 70 años… Pero The Sonics demuestran que son los amos de eso que llamamos rocanrol garagero con un disco inmenso. Guitarras a todo volumen, ritmos garageros acelerados, la parte más salvaje del soul o el blues comprimidas en doce canciones que no te dejan aliento, que exijen toda tu atención y terminan poniéndote en pie. Lo mismo da si es para bailar o para quitarte el sombrero ante tal muestra de saber hacer, actitud y energético rocanrol old school.

 

9) Alabama Shakes, Sound & Color

ala

Foto: consequenceofsound.net

 

El segundo largo de Alabama Shakes es sencillamente una obra magnífica. La banda no tiene techo y su fusión de soul y rock & roll está al alcance de muy pocos. Qué decir de la voz Britanny Howard: una de las musas de la década que nos hace frágiles ante cada uno de sus versos. No todo tiempo pasado fue mejor, Alabama Shakes nos lo demuestra con cada una de estas doce canciones cargadas de efervescencia sureña.

10) Egon Soda, Dadnos Precipicios

heg

Foto: www.lahiguera.net

 

El tercer disco del proyecto encabezado por Ricky Falkner condensa la solvencia del mejor rock americano con la extrema belleza de los versos de Ferrán Pontón, uno de los mejores letristas del país. Un disco muy cuidado, con una banda que borda el envoltorio sonoro de algunas de las letras más inspiradas que se puedan escuchar actualmente. Intensidad melódica, lirismo poético y toda la fuerza del mejor rock o, cómo cantan ellos mismos, “la belleza exacta en el preciso momento”.

11) St Germain, St Germain

ger

Foto: exclaim.ca

 

El nuevo trabajo de St Germain, tras quince años en el letargo, supone una clase magistral de multiculturalismo. El productor francés, Ludovic Navarre, que viajó a Mali en búsqueda de inspiración y nuevos sonidos, ha compuesto un álbum que llevado al directo goza de un estatus privilegiado. Solo apto para mentes inconformistas.

 

Lista a cuatro manos con Peleven

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 10+1 mejores discos de 2015

  1. Pingback: Llega el BBK Live | kulturtado

  2. Pingback: Menú degustación del Primavera Sound | kulturtado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s