Wish You Were Here

Tan sólo somos dos almas perdidas nadando en una pecera,
año tras año, corriendo sobre el mismo viejo suelo
¿Qué es lo que hemos encontrado?
Los mismos temores de siempre
Como desearía que estuvieras aquí.

Pink Floyd, Wish You Were Here

vinFoto: eil.com

Pocas canciones me han acompañado a lo largo de tantos momentos como Wish You Were Here de Pink Floyd. Tan inmortal y sencilla. Reina de amaneceres, boca de nuestras juergas, aliento de nuestros caminos.

La citada melodía dio nombre al noveno disco de la banda. Un álbum que llegaba tras el éxito de Dark Side Of The Moon (1973) y que predeciría a mi favorito, Animals (1977).

Puede pensarse que fue un disco de transición o bien, que sirviera para encumbrar la leyenda de Syd Barrett –miembro fundador de la banda que fue expulsado por sus adicciones y al que dedicarían la composición Shine On You Crazy Diamond: oda comprendida entre el primer (partes 1-5) y último (partes 6-9) corte del álbum-. De cualquiera de las dos formas, Wish You Were Here, atesora una creatividad apabullante, rica en sonoridad y vanguardia, que guarda la esencia hipnótica de la banda y te transporta a ese lugar narcótico que solo la imaginación conoce. Ácido y crítico. Sincero y emotivo.

Según cuentan los Floyd en sus biografías, este álbum nació del cansancio tras la gira de Dark Side of the Moon y fue editado en septiembre de 1975. Primero fue lanzado en su país (Reino Unido) y tal día como hoy, un 15 de septiembre, lo presentaban en Alemania.

Se cumplen cuarenta años de esta obra maestra; cuatro décadas en las que el legado de Pink Floyd sigue intacto y en el que sus letras combativas e inconformistas con la situación de nuestro planeta, están más vivas que nunca. Hagan como ellos y luchen por un mundo más libre y justo, sólo así dejaremos de ser almas perdidas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Música. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Wish You Were Here

  1. Pingback: Entrevista a Ángela Cervantes (Brit Floyd) | kulturtado

  2. Pingback: Una noche con Brit Floyd | kulturtado

  3. Pingback: Descomponiendo Mayhem | kulturtado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s