Hombres sin mujeres, Haruki Murakami

“Tengo la sensación de que algo tiene presos nuestros corazones. Cuando su corazón se mueve, tira del mío. Como dos barcas atadas por una cuerda. Que no se puede cortar, pues no existe ningún cuchillo capaz de cortarla. Ése es otro sentimiento nuevo para mí. Me angustia pensar en qué demonios me convertiré si esta sensación va a más” 

Haruki Murakami

Der Schriftsteller Haruki Murakami am 07.11.2014 in Berlin.Foto: www.dbutzmann.de

 

Inmersos en un mundo en el que tantos asuntos son cuestionables, el hecho de que el escritor japonés Haruki Murakami no haya recibido todavía el premio Nobel de literatura me resulta sorprendente. Y es que, a pesar de ser el candidato con más opciones en el año 2013, el ansiado galardón sueco se le resiste.

El autor nipón ha conseguido combinar a la perfección prestigio profesional con éxito arrollador en ventas y en concreto, desde un prisma más personal, creo que ha sabido integrar la cultura popular musical en sus obras de una manera excelente.

Gracias a Murakami conocemos mejor a nuestros vecinos japoneses y hemos podido volver a un sendero repleto de reminiscencias kafkianas donde los sentimientos y las fantasías se reencuentran con el amor.

En su última obra, Hombres sin Mujeres,- titulo con el homenajea al todopoderoso Ernest Hemingway-, somos partícipes de siete relatos cuyo nexo en común son las mujeres y como éstas abandonan a nuestros protagonistas o han marcado su vida. Nos encontramos ante historias de soledad, de desamor y aflicción, en las que ya no hay vuelta atrás y que denotan esa tragedia romántica tan característica del siglo XIX.

amaFoto: amazon.com

 

Según avanzamos por sus páginas, vamos acariciando el universo característico de Murakami que no es otro que la búsqueda permanente de nuestra identidad. Así, irán desfilando personajes audaces, engañados,  morbosos… pero sobre todo, profundamente perdidos; anclados a este mundo repleto de dudas y desencuentros.

Hombres sin mujeres ensalza la desesperanza. Nos muestra una visión marcada por la ausencia femenina y derrotada por la nostalgia de ese tacto que sólo ellas saben imprimir en nuestras vidas.

Puede que algunos relatos destaquen por encima de otros y que no sea su mejor novela. Ahora bien, creo que Murakami se ha recompuesto de sus últimos trabajos y que es una buena forma de adentrarse en su obra. Su lectura es fácil, sincera y muy recomendable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s