El título…

“Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único”

Agatha Christie

peFoto: www.etsy.com

 

Y cuando menos te lo esperas te llama el verano. Ese que no coge telefonillos y en el cual una birra es un sin sentido.

Tengo una birra en mi mano, un paquete de tabaco—- fumar hoy está muy caro, y yo soy rico— y tengo ganas de darle a la máquina. Llamo máquina a mi cabeza, mis ganas de escribir tonterías.

Cuando todo se ha ido a la mierda y conduzco histérico, aparece Milk (leche). Un tema de los reyes de León, esos que nunca supieron que en España fuimos guerreros y hoy somos usureros.

Bebo.

Pongo a Ben Howard…Me calmo.

 

Ojalá fuese Cortázar, vivir en aquel Paris de amor y de lucidez, de despertares sin Internet. Acá estamos boludo y te llamo gritando. Atrás quedó no tener amor que desayunar, ni amaneceres en la Torre Eiffel. Tendremos flores que crecerán en la tierra que nunca prosperamos, en algún lugar de la pleitsesía. Y es que creo que cuando no haya flores que regar, -ni besos que dar-, nos iremos a algún lugar más allá…

Ahora estoy vacío.

Tengo asuntos pendientes, y eso es lo que soy. Tengo que leer Amor en los tiempos del cólera, así me invito a escribir bien… Pero hablemos del amor que nunca fui; ese hielo que toca, como las teclas de un piano que suena, -y cuando suena un piano escúchenlo atentamente; eso me lo enseño una fallera. Tenía la cara redonda, la cara más bonita que existe-. Las notas. Blancas y negras. Sonidos que se desvanecen lentamente, como las últimas brasas, como las horas muertas.

Es momento de disfrutar.

Estoy escuchando una canción que me mandó mi hermano hace poco. Seb es el tío más crack del mundo (después de George Harrison) y acaba de partir a la India para darme, -una vez más-, una señal de que no todo es cachondeo. Yo soy cachondeo puro, alocado, y tímido en la intimidad. Pero joder, ¡¡escuchen esto!!!

 

Y así, sin frenos, escribiendo desde el alma y sin que me quieran (no se querer), fumándome un piti que me sabe a gloria, se despide Kulturtado. Creo que volveremos en Septiembre, aunque creer en estos días suena demasiado bien que dirían los Vetusta.

Les quiero. Os queremos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s