The Dire Straits Experience

“Vagando escucho el canto del arroyo y el rumor de las hojas; y me parece que hallaré esa senda, que va a la tierra del amor perdido, más allá de la estrella de la tarde”

Rabindranath Tagore 

Hace ya casi tres años escribí mi primera crítica musical sobre un disco en este blog. El álbum escogido fue Privateering, séptimo trabajo en solitario del guitarrista británico Mark Knopfler del que todavía guardo un buen recuerdo; no tanto de mi artículo, que hoy me resulta embarazoso recordar, sino del disco.

markMark Knopfler, Foto: www.oneverybootleg.nl

 

Sonará a tópico si les digo que mucho ha llovido desde entonces, pero la verdad es que, más que lluvia, ha pasado por delante un ciclón —entiéndanlo en su acepción más amable—. Sin embargo, muchas veces me doy cuenta de que, por mucho que pase el tiempo, hay placeres construidos en el pasado a los que siempre vuelvo. Para mí la música es uno de los placeres más exquisitos: me resulta imprescindible viajar en el tiempo, desempolvar los discos…

Dire Straits, banda que lideraba Mark Knopfler y que fue fundada en 1977, representaba mejor que nadie ese ideal del que les hablo y que me supone vivir a contracorriente. La formación, que alcanzó el estrellato en 1985 —un año antes de que un servidor naciese— con la publicación de Brothers in Arms, rompió con los cánones de la música blues creando unas composiciones tan vanguardistas como irremplazables. Y si habláramos de guitarristas, muchos situarían a Knopfler entre los mejores de la historia, una cuestión que nos llevaría a algún debate, pero que él mismo evitó al afirmar sobre Paco de Lucía que: […] al verle he entendido que no sé tocar la guitarra.

Dicho esto, a sabiendas de que Dire Straits se disolvió en 1995, me gustaría emplazarles mañana 8 de julio en el Jardín Botánico de la Universidad Complutense de Madrid para ver a su banda de tributo más importante, The Dire Straits Experience.  Gracias al festival Madgarden, tendremos la posibilidad de revivir clásicos como Sultans of Swings, Tunnel of Love o Walk of Life, a través de un grupo inmejorable que cuenta con Chris White, saxofonista de Dire Straits y músicos que han trabajado con artistas de la talla de Paul McCartney, David Bowie, Tina Turner, y un amplio etc. Como pueden comprobar, el sello de calidad está asegurado; y si además contamos con la presencia de Jorge Salán & The Majestic Jaywalkers, que ejercerán de teloneros presentando su nuevo trabajo Madrid Texas, la expactación es máxima.

the dirThe Dire Straits Experience, Foto: kedin.es

 

Ya les decía que, todavía algunos, somos cómplices de la nostalgia. En mi caso, continuaré regresando una y otra vez a esas historias de amor prohibidas, como la de Romeo y Julieta…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s