TWEEDY, todo queda en familia

Hablar de Jeff Tweedy (1967, Belleville, IL) hoy en día no es ninguna novedad; al músico le sobran los adeptos, y su carrera ha sido recompensada con excelentes críticas e innumerables páginas de la prensa musical dedicadas a su vida y milagros. Sin embargo, no deja de ser llamativo que Wilco, grupo en el ejerce de frontman, se haya mantenido dentro de ese cajón llamado música alternativa. Pero vayamos por partes, ya que entiendo que éste no es el lugar ni el momento de dedicarse a estudiar los motivos de la falta de notoriedad de artistas como el que nos ocupa. En primer lugar porque a la mayoría de los que me estáis leyendo os encanta que sea así (que levante la mano el que se cogiera una rabieta tremenda tras asistir al Mad Live! y presenciar como The National era vitoreado por niñas de 20 años en tacones y minifalda) y, en segundo, porque éste no es un artículo para que nuestros amigos conozcan a Wilco ni mucho menos a Tweedy, sino para que los que ya le veneramos, podamos leer unas agradables palabras sobre él y su hijo Spencer, y vayamos abriendo el apetito para el concierto del día 3 de febrero.

tweedy2_highres_fergusonFoto: kosu.org

Jeff Tweedy es un músico de los de verdad: de los que componen, de los que cantan, de los que tocan casi cualquier instrumento que se les ponga al alcance (aunque en Wilco se le conoce principalmente por sus dotes a la guitarra y la armónica)… Y digo casi porque fue precisamente cuando decidió grabar su primer disco en solitario cuando fichó a Spencer Tweedy, el mayor de sus dos hijos, para que se pusiera tras la batería. Así nació Sukierae (2014), o, como padre e hijo lo llaman, “el disco en solitario tocado por un dúo” (a solo album performed by a duo).

 

Lo que veremos los fanáticos que acudamos a La Riviera el próximo 3 de febrero, será un espectáculo melódico que, para mí, es un homenaje de Tweedy a su familia en el que recoge toda la experiencia que ha acumulado desde que comenzase su carrera. Además de haber formado Tweedy con su hijo, el nombre del álbum es el apodo de Susie, mujer y madre de los dos componentes de la banda, respectivamente (el trasfondo de la historia tiene un punto trágico que os invito a que investiguéis). En suma, un conjunto de canciones que Jeff Tweedy ha escrito a lo largo de su vida y que ahora comparte con el mundo, tras darse cuenta de que tenía que desmarcarse de Wilco para hacerlo -a pesar de que la banda continúa en activo, y solapa gira con la de Tweedy-.

twee Foto: www.gq.com

No esperéis encontrar en el disco debut de Tweedy los ritmos pegadizos que impregnaban a las canciones de The Whole Love (2011), último disco que Wilco vino a presentar a España en 2012. Sukierae es una colección de emociones vertidas sobre un pentagrama que han conformado unas melodías especialmente melancólicas, más tranquilas que las que estamos habituados a escuchar, pero que demuestran la extraordinaria calidad musical que hay detrás, respaldada por un directo impecable: todo queda en familia.

M.A-T

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Música. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a TWEEDY, todo queda en familia

  1. Robert Ackley dijo:

    Que ganas de ir al concierto, más aun después de leer este gran artículo.

  2. Pingback: Honestidad vaquera | kulturtado

  3. Pingback: Luther Russell o el arte de hacer pop de altura | kulturtado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s