Booker T. Jones o el genio absoluto de los teclados

Esta noche de 26 de enero, regresa la magia musical al Teatro Lara. Y digo magia porque cuando el talento y la improvisación se unen en sonidos inalcanzables, somos cómplices de actuaciones inexplicables propias de la brujería… El músico Booker T. Jones, que vuelve a Madrid dentro del ciclo Pequeños Grandes Momentos 1906, es uno de los músicos capaces de hechizar con cada nota.

bookFoto. stafmagazine.com

Como saben, hay acordes que salen del alma, que residen en nuestro interior y sólo unos privilegiados consiguen convertirlos en canciones, exteriorizarlos de manera que el oyente pueda comprender sentimientos como la frustración, el amor o la agonía. Son estas sensaciones las que encontramos en la música de Booker T. Jones, un teclista de órgano irrepetible, que lleva más de 50 años tocando y sacando nuevos discos. Nacido en Memphis, este multiinstrumentista (también toca el saxo, la guitarra, el bajo…) ha ganado el primero Grammy a toda una carrera, es miembro del Salón de la Fama del Rock’N’Roll y del prestigioso Musicians Hall of Fame, ha producido a Willie Nelson y ha tocado con artistas como: Bob Dylan o Neil Young, el cual se lo llevó de gira mundial tras verle en directo. Además, sería injusto no citar en estas líneas a su amigo Ottis Reading, junto a él compartió grandes noches de furgoneta y escenario, noches que los que las vivieron difícilmente han olvidado…Al fin y al cabo, Booker T. fue su aprendiz, su mayor discípulo.

A menudo Booker T. es recordado como el compositor y líder de Booker T. & The M.G.’s, formación de soul sureño con la que compuso su éxito más conocido, Green Onions (banda sonora de películas icónicas como Quadrophenia o American Gaffiti), y que supuso el primer conjunto interracial importante. Aunque, a decir verdad, el norteamericano es mucho más que el integrante de aquella banda. Booker es pasión, un huracán que nos recibe con soul y se desparrama con el rock, un maestro de los que ya no quedan, que consigue hacernos temblar y acariciarnos el cuerpo con un escalofrío interminable.

Hoy todos los que asistan a su recital se sentirán, una vez más, alumnos. Volverán a ser partícipes de una clase magistral impartida por este profesor que no entiende de límites.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s