De vuelta a los ochenta con El último vecino

Las modas se instalan en nuestra retina convirtiendo en original algo ya inventado. A veces transforman respetando solo la esencia, una base reconocible, que sirve para demostrar la escasa capacidad de inventiva. Esa necesidad de ser distintos, cuando todo está creado, lo pone todo cada vez más difícil. El factor sorpresa queda reservado a unos pocos privilegiados. No nos quepa duda que, El último vecino, son unos elegidos.

vecinoFoto: rollingstone.es

Sin necesidad de experimentar con gaseosa, son capaces de meterse en el sonido de una época; entrar en un movimiento surgido allá por los 80, y convencernos por completo. Emocionarnos.  A pesar de su juventud,-no nacieron ni vivieron aquellos años de fiesta ininterrumpida-, desprenden madurez. Nadie adivinaría que son una formación actual. De hecho, tendríamos que mirar a nuestro alrededor en un directo suyo para comprobar que no nos encontramos en el mismísimo Rock-ola rodeados de Alaskas o Pegamoides. Y por eso son buenos. Y lo saben.

Sus influencias pasan por los acordes de El último de la fila, Family y Mecano. Aunque también es evidente sentir una conexión anglosajona con bandas como New OrderOrange Juice. Un popurrí de grandes artistas que refleja una personalidad determinante.

Sin una discografía extensa, el joven cuarteto no escapa a la singularidad.  Su primer LP, producido por Domestica records, salió a la venta en edición casete y vinilo en 2013. En la actualidad, presentan su último maxisingle titulado Tu casa nueva. Un sencillo lleno de vida que, con la colaboración de la chilena Javiera Mena, promete ser terriblemente escandaloso. Hoy, 11 de diciembre, podrán comprobarlo en la sala Paddock (Madrid). Los catalanes llegan a la capital, cuna de la movida, con ganas de armarla y, para ello, se han traído a varios amigos con los que compartirán el escenario. Se esperan sorpresas, presentaciones y mucho movimiento

El último vecino, el último resurgimiento de un sonido, entre psicodélico y eléctrico, que engancha desde la primera nota de teclado…Sólo podemos dar las gracias a Gerard Alegre Dória (cabecilla, compositor y vocalista) y sus secuaces, por revitalizar un género a veces menospreciado.

M.R.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s