Evidente

Los dos eran personas favorables.

Y no me importa. No me importa nada. Y así saqué un chicle del bolsillo de su chaqueta.

¿Por qué todo ha de tener respuesta?

Y a mi, que me importa todo poco, y me aprieto el brazo contra la cintura mientras pienso en los intermitentes del baile, contesté:

¿Vienes a engañarme? Estúpidamente; estupendamente…

¿Por qué hay que decir ciertas cosas?

La conclusión es evidente. 

-No te excites.-

De cualquier manera, dormir, perdón, dormiremos juntos…

teFoto: amirebrahimiphotography.blogspot.com
Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s