Relato de Octubre

Jackie era una chica sencilla; había nacido para no molestar, vivía sin traiciones ni tropezones. Por aquél entonces, en aquel otoño vienés, era difícil saberlo. Pronto, aquella joven de melena corta y ojos rasgados, se convertiría en mi carencia; una carencia insoportable.

Jackie bajaba todas las mañanas a tomar café a un bar de la calle Kärntner. Recuerdo que era un lugar estrecho, con lámparas elegantes y hermosas, como ella. Fue allí donde nos conocimos. Desde el primer momento sentí que la eternidad podía enamorarse.  

chica en cafe del abadFoto: 1.bp.blogspot.com

Aquella mañana la niebla desorientó mi ruta. Me perdí y mi mente me pasó una mala jugada; como casi siempre, pensé una  estupidez y la solté en alto. Jackie,  que estaba sentada leyendo el periódico, soltó una carcajada y me dijo: estás loco, el nuevo disco de Radiohead es fascinante.

Al girarme, la vi. Salió la luz. Quede indefenso; desprendido.

Temblándome la boca, sin nada extraordinario y la mirada desencajada, me acerqué a su mesa…  

CONTINUARÁ (Relato de Octubre II)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Opiniones y Sandeces. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Relato de Octubre

  1. Pingback: Relato de Octubre II | kulturtado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s