Y llegó el otoño…

Esta vez el otoño llegó a todo trapo, descamisado. No quiso lanzar esa moneda al aire y dejar esos últimos rayos de luz que tanto te gustaban.

Tú, que te alimentabas de cerveza, tenías poco verano y apenas rozabas la espuma de tu casa, la playa. Me decías que fuéramos a un rancho solitario, que te cogiese en mis brazos…Pero de repente todo fueron averías y destrozos, añicos que explotaron.

Mirando por la ventana, sin paciencia, te dije: no quiero mapas ni habitaciones pintadas. Palabras rápidas que apenas pensé en aquel resplandor nocturno. Tú, con la expresión serena, cogiste tus cosas para decir adiós. Llevabas aquel vestido color aceituna, tenías el maquillaje corrido y por tus labios se dibujaban navajas. Eras una vez más, una fogata incontrolable…

Precipitadamente, escuchando aquellas canciones que se habían vuelto tuyas, me encerré unos pasos más allá de ese lugar que llevaba tu olor; un olor fresco que me recordaba a las películas de Wes Anderson. Allí sentado contuve la respiración y me acerque a tus fotos. Cometí el crimen, caí en la trampa de las heridas imborrables, de las cicatrices de tu mar de curvas.

Somos o éramos dos jugadores desentrenados, incapaces de hacer carambolas. Y como te quería decir, llegó el otoño, una vez más, para desmontarme…

deanFoto: grolschfilmworks.com
Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Opiniones y Sandeces. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Y llegó el otoño…

  1. Pingback: 10+1 de las mejores películas de 2014 | kulturtado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s