De lo físico a lo psíquico

Si en nuestro post sobre “Transformaciones de Oscar” hablábamos de la metamorfosis a la que se someten muchos actores y actrices en su aspecto físico para representar ciertos personajes, ahora nos centramos en el lado psicológico. No son pocos los actores que se han encontrado a un paso del abismo en el arduo camino de descubrir una conexión interna con su papel. El caso más notorio y reciente fue el de Heath Ledger. Para la representación del Joker en el “Caballero Oscuro, el actor se aisló en un Hotel de Londres durante semanas -él mismo lo reconoció en una entrevista en la revista Empire-. Durante ese acercamiento en búsqueda de la interpretación perfecta del famoso sociópata, el actor australiano se vio inmerso en un bucle del que no pudo salir. Todos ya conocen el final de esta dramática historia… Sin embargo, Ledger no ha sido el único actor que ha sufrido una conversión en su carácter por un papel. Heath-elvortex

Foto: elvortex.com

La bella Angelina Jolie padeció un trastorno de personalidad cuando intentó llevar a la gran pantalla a la modelo Gia Carangi que tuvo problemas de drogadicción muriendo finalmente de sida. Durante el rodaje de la película “Gia”, Angelina llamó a su entonces marido para decirle “estoy sola, me estoy muriendo, soy gay, no te voy a ver en muchas semanas”. No fue una confusión momentánea, al poco tiempo se divorció y declaró públicamente su bisexualidad. Por otro lado, si hay un actor comprometido con sus personajes ese es el británico Daniel Day Lewis. Nosotros lo consideramos como uno de los mejores intérpretes de la historia. A pesar de ser muy pocos los títulos en los que ha trabajado, ya ha ganado tres premios Oscar. Ello se debe principalmente a la preparación que hace de sus personajes. Consigue sumergirse hasta puntos donde la realidad y la razón llegan a confundirse. Uno de sus casos más sonados fue durante el rodaje de “Mi pie izquierdo” en el que daba vida a Christy Brown (pintor y escritor irlandés que nació con parálisis cerebral). Buscando la simbiosis perfecta entre actor y personaje, Lewis se fue a vivir a una casa en Dublín colindante a un centro médico para personas con discapacidades. Allí se infiltró durante meses estudiando a los pacientes. Asimismo, consiguió aprender una de las mayores habilidades de Brown: pintar con su pie izquierdo logrando de este modo expresar muchos de sus sentimientos. Todo ello sin moverse de la silla de ruedas. De hecho el resto de sus compañeros afirman que en ningún momento se le vio de pie durante el tiempo que duró la grabación de la cinta…Este hecho provocó que el staff  de la película tuviera que llevarle constantemente de un lado a otro e incluso hasta darle de comer. Convertirse en Brown no sólo le llevó a una profunda implicación psicológica ya que, la postura con la que se sentaba en la silla, le produjo la rotura de dos costillas. My_Left_Foot_Daniel_Day_Lewis craveonline

Foto: craveonline.com

No fue el único papel para el que se ha preparado concienzudamente.  En la cinta “En el nombre del Padre”, estuvo semanas encerrado en una cárcel. Para “Gangs of New York”, aprendió la profesión de carnicero y a lanzar cuchillos… Como pueden ver, en cada película en la que ha participado podemos encontrar algún ejemplo. Los actores se han visto comidos por sus personajes desde hace décadas. Si no que le pregunten a María Schneider por su papel en “El último tango en París”. La actriz tuvo que darlo todo causándole una caída en el mundo de las drogas y múltiples depresiones de las que nunca se sobrepondría. En su famosa escena con Marlon Brando y la mantequilla llegaría a afirmar lo siguiente: “Bertolucci me dijo lo que tenía que hacer poco antes. Me engañaron. Casi me violaron. Esa escena no estaba prevista. Las lágrimas que se ven en la película son verdaderas”. Estos son sólo unos pocos casos, pero existen muchos otros; por ejemplo Jack Nicholson en “El Resplandor”, Marion Cotillard en “La Vie en rose” o Adrien Brody en “El Pianista”. Si afirmamos que los cambios de peso de los actores podían afectar seriamente a su salud, no más beneficioso son los cambios psicológicos que pueden arrastrarlos a un punto de no retorno.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s