Crónicas de un miércoles cualquiera XLI…O de la fe en el ser humano…

Me siento a escribir la crónica de esta semana, la cuarenta y uno ya. Madre. Y qué les cuento yo a estos. Me salta el reflejo automático: internet. Internet es procrastinar, pero procrastinar a veces es estímulo y estímulo es crear. Hala, queda justificada la mitad de mi vida.

Me pongo a estudiar con atención el twitter y el muro de Facebook, que son los lugares de donde se obtiene la información fidedigna hoy en día. – Fidedigna, digna de fe y de crédito -. Periódicos y noticiarios son pura manipulación, eso se sabe. Y ¿Quién necesita conocer lo que ocurre en el mundo cuando por el contrario puede ver un perro montando en monopatín?

Ahá. Entiendo por su silencio que están de acuerdo.

Total, que una cosa me lleva a la otra y después de un rato largo sigo sin escribir la crónica. Pero es que oiga, que cuando uno cree que entiende algo de la vida, aparece internet y le da un bofetón en la cara. Un bofetón con la mano abierta, al que sigue un lapso de perplejo encefalograma plano. Mi cerebro intenta juntar palabras para explicar qué pienso. No lo consigo, así que lo van a tener que experimentar ustedes mismos.

Siéntense. ¿Están sentados? Si son fans de los buenos, estarán en la oficina ahora mismo con cara seria y un café humeante a su lado. Pero uno de esos de máquina chunga. Olerán ustedes a recién duchadito, y tendrán los ojos aún un poco hinchados.

Pues yérganse un poco en la silla, minimicen la pantalla y acerquen la cara al monitor.

Les pido que pongan atención durante al menos cinco minutos. Cinco. De hecho, deténganlo en el minuto 5:08, respiren hondo y reflexionen. Tan sólo les pido eso.

¿Lo han visto?

Yo no puedo, no debo, no sé qué decir. Tartamudeo y lloro.

Hay guerras, asesinos y desgracias. Bandidos y ladrones. Yo, como occidental suertuda de moral vaga, trato de no pensar mucho en esto. Si lo hiciera, vivir resultaría insoportable. El gen egoísta lo aparta de la mente y uno tira sin más, imaginándose que en todo reina una especie de equilibrio universal, un matrix.

Pero oiga, que al final, matrix es mentira y entonces pasa que la gente sigue empeñada en demostrar que el mundo es tonto, ¡Que todo es absurdo! Y se ponen una goma en la cara, la estiran bien y la sueltan. ¡Contra su cara! ¡Su propia cara! Hombre y ya que lo hacen, pues lo graban, y resulta que no están solos ¡Que hay recopilatorios! ¡Y esto es sólo 2013!

Vamos a ver, que unos roban una llama y se la llevan de fiesta, y otros buscan viajeros en el tiempo en facebook, que una señora belga conduce sin darse cuenta hasta Zagreb, que hay quien se toma en serio Yahoo Answers, que Obama nos lee el Whatsapp, las señoras se ponen bolsas de plástico en la cabeza cuando llueve y Kim Jong Un existe.

EL MUNDO ES COMPLETAMENTE IMBÉCIL.

COMPLETAMENTE.

IMBÉCIL.

¡Y menos mal! Que yo, con esto, recupero la fe en el ser humano, a la vez que la pierdo en la lógica. Que sí, me da regustor que cada día haya un desquiciado más celebrando que estamos aquí sin saber muy bien por qué, Ni idea de dónde venimos y menos de hacia dónde vamos.

Probablemente tiene razón El Señó Diretó, cuando afirma con resquemor que “nuestro principal error ha sido tomar decisiones perfectamente razonables en un entorno completamente irracional”.

Piénsenlo. Viven ustedes sobre una roca flotando en el espacio

rockFoto: muroshablados.es

Pop Pins

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Opiniones y Sandeces. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s